Día tres

Pensaba en los ídolos que quedan. Solo el viejo Sabina, Serrat, Silvio. Duelen las imágenes del velorio de Diego. Me apura la tristeza, la mirada perdida. Hoy es un día más triste que ayer. Estamos hechos de fragilidades que tratamos de consolidar con los años.

En el cordel, un barbijo. En el patio, mascotas, en el teclado la pena.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vivaldi